Seleccionar página

En  la vida que llevamos, cargada de inquietudes, ocupaciones, preocupaciones etc… Uno de los factores que nos ayudará a conseguir “bienestar” es tener un buen “Feng Shui”

Consciente o inconscientemente todos, buscamos nuestro espacio de  “Bienestar” que nos haga sentir cómodos  en nuestra área privada; Y con esa intención elegimos, reformamos o decoramos, nuestro hogar o lugar de trabajo.

A veces aunque lo hagamos con las mejores intenciones del mundo y gastemos mucho dinero y esfuerzo, no conseguimos  estar bien y seguimos sintiendo: ansiedad, malestar, falta de concentración, cansancio,insomnio etc…

El invertir mucho dinero en  mobiliario de calidad, elegir un estupendo y confortable colchón etc…   no nos va a  garantizar que el espacio sea saludable y tengamos un buen descanso. Por eso es interesante al menos tomar conciencia de que existen otros factores que no se ven pero nos pueden afectar, sobre todo si eres especialmente sensible como por ejemplo:

-La contaminación electromagnética.

-Las geopatías o emisiones del subsuelo.

-la orientación.

-Los colores u objetos que nos rodean, etc…

Bienestar y Feng Shui

Imagen vía:http://decor8blog.com

El Feng Shui se basa en ubicar y distribuir  los espacios en armonía con la naturaleza por ejemplo evitando: “Las venas del dragón” y buscando las zonas sanas como hacían antiguamente observando los lugares que elegían las vacas para descansar, ubicando allí los lugares favorables para dormir; Por eso a veces cambiamos los muebles de sitio, y notamos que nos sentimos más inquietos o nerviosos en ese lugar. Podemos observar que hay rincones donde las plantas se marchitan, lugares en los que los perros no se echan a descansar. Casas donde se nos pasa el tiempo volando y otras en las que estamos más incómodos. Lugares o camas en las que nos despertamos con malestar y otros en los que descansamos plácidamente.  Locales muy prósperos y otros donde los negocios no evolucionan. Sitios, objetos e imágenes que nos transmiten buenas vibraciones porque están cargados con energía positiva y otros que nos deprimen o nos transmiten sentimientos negativos. Esto nos demuestra que nuestro entorno influye positiva o negativamente sobre nosotros.

El principal flujo de energía que entra en una estancia lo hace por la puerta principal por eso es importante tener una entrada agradable que invite a entrar teniendo una circulación correcta , ordenada y sin obstáculos.

Tendremos en cuenta que los espacios y objetos tienen una vibración y  desprenden su energía produciéndonos  una experiencia física, lo que también nos recuerda que debemos ser selectivos y no acumular en exceso;

También es aconsejable realizar una limpieza energética  de vez en cuando y sobre todo antes de habitar una casa o local para generar buenas vibraciones, si es nuevo también ya que pueden quedar memorias de conflictos en la construcción o cualquier otro hecho.

Gracias por estar ahí y buen Feng Shui!