Seleccionar página

 

Una casa sostenible es aquella cuyo impacto medioambiental es significativamente menor que el de una construcción convencional. Las premisas más importantes a tener en cuenta son:

Reducir la cantidad de energía necesaria  para construir el edificio, y minimizar su dependencia energética una vez terminado y ocupado.

Cada vez más personas estamos concienciadas a utilizar materiales de construcción, mobiliario, electrodomésticos, objetos pinturas y acabados, que tengan un menor impacto medioambiental.

Los hogares, el lugar en el que pasamos la mayor parte del tiempo, han adquirido protagonismo en la carrera por detener el cambio climático y asegurar el futuro del planeta.

Los consumidores concienciados deseamos que nuestras casas sean sostenibles y los diseñadores, ingenieros, arquitectos y urbanistas  estamos respondiendo a esa demanda. En todo el mundo han aparecido hogares sostenibles visualmente impresionantes y económicamente viables.

“La arquitectura sostenible ha pasado de ser un movimiento marginal a abanderar la vanguardia del diseño”.

Cathy Strongman

Zero house