Seleccionar página
Es en la época estival cuando las altas temperaturas nos acompañan con las temidas: “ Olas de calor” y sus  consecuencias.
Aunque con la llegada del calor mejoran ciertas  enfermedades reumáticas o de las vías respiratorias tipo alergias... en general las altas temperaturas nos producen malestar, cansancio, apatía, irritabilidad etc… y eso influye en nuestro estado de ánimo y salud.
Algún consejo para pasar el verano un poco más fresco dejando el aire acondicionado como último recurso sería:
-Ventilar la casa a primera hora de la mañana.
-Bajar las persianas y los toldos en las paredes que caliente el sol, además de evitar que caldee directamente la estancia, creará una cámara de aire que servirá para bajar unos grados la temperatura interior.
-Recoger los toldos durante la noche hasta el día siguiente porque las lonas también acumulan calor.
-Fregar el suelo cerámico o de mármol con agua fría y hielo refresca el ambiente.
-Usar lo mínimo aparatos eléctricos en el interior, que produzcan más calor como secadores/as, el horno, cocina, tostadora... decantarse por hacer una barbacoa en el exterior (si se puede…) si no optar por ensaladas, platos fríos, batidos, frutas etc…

-Beber mucha agua, zumos  o granizados naturales.
-Usar sábanas y ropa de origen natural  algodón, lino...  y el calzado lo más natural posible si es cerrado que sea transpirable.
-Enfocar el ventilador hacia el techo que es donde se acumula el calor, así harás circular el aire por toda la estancia, refrescarás antes el ambiente y no te perjudicará tanto como teniéndolo enfocado directamente.
-Usar un ventilador nebulizador o  Nebulizador de agua (Si tienes un espacio exterior: patio, terraza o jardín) se trata de una tubería (con boquillas incorporadas) que se adapta a un grifo y pulveriza el agua creando un ambiente más agradable y bajando así la temperatura de la estancia.  Hay que seguir unas normas de limpieza y mantenimiento sobre todo en establecimientos públicos para evitar focos infecciosos provocados por la humedad.

-Pulverizar o nebulizar agua, nos ayudará a ionizar el ambiente equilibrándolo y liberándolo  de las posibles cargas electromagnéticas.

-Rodearnos  de agua  y de vegetación,  hará que tengamos una sensación de bienestar y frescura que nuestro cuerpo y nuestra mente agradecerán.

En caso de no ser posible podemos rodearnos de alguna planta y refrescarnos con una toalla mojada poniéndola en nuestra nuca, muñecas o piernas, así conseguiremos disminuir nuestra sensación de calor.

Que tengas un día fresquito!

piscina nebulizador

imagen vía