Seleccionar página

Desde este blog quiero compartir mi entusiasmo y conocimientos respecto a la filosofía del Feng Shui;  Y explicar que aunque que se relacione con colocar objetos como: “ campanas, Budas, dragones, flautas chinas, etc…”  lo que realmente nos va a beneficiar, es un entorno que nos aporte paz, orden y bienestar.

El Feng Shui también se asocia a una decoración tipo Zen, que está muy bien, pero… lo cierto es que cada proyecto tiene su talante propio y debe reflejar el estilo personal de sus habitantes.

Dicen que:  “Casa ordenada, mente ordenada” y realmente he comprobado que después de ordenar algún armario, cajón o rincón de casa, me he sentido mucho mejor y he aclarado mis ideas; Lo que ocurre con los objetos o rincones dejados es que nos van pesando como una mochila en la espalda que, cuando nos la quitamos, respiramos.

Se mueven energías cuando movemos objetos, eso activa las áreas de Bagua y nos repercute a nivel personal; Hay personas que cuando están agobiadas por algún motivo, mueven  los muebles o hacen limpieza, inconscientemente saben que eso les va a beneficiar.

Aplicar Feng Shui en una estancia no se consigue de un día para otro, se mueven muchas energías a nivel interior y es importante vivir y asimilar cada una de ellas como un proceso evolutivo.

A tener en cuenta:

-La  limpieza y el orden visual.

-La elección de: “colores, materiales, acabados…” (que combinen entre ellos…)

-Distribuir correctamente el mobiliario dejando libres zonas de paso para crear una circulación favorable  y sin obstáculos.

-Usar  objetos decorativos que realmente nos aporten esas vibraciones positivas. (imágenes de creatividad, viajes, seres queridos, manualidades…)

Espero que os guste

                                                                                                                                                  Imagen:   Pinterest